¿Cómo saber si un dominio está disponible?

¡Que no te lo ganen!

En esta época digital, los negocios sólo quieren una sola cosa: sobresalir en internet. Así, emprendedores y empresas emergentes están conscientes de que tener una página web les va a permitir lograr un mayor éxito online, y todos ellos saben que uno de los primeros pasos para desarrollarla es visitar el sitio de un buscador de dominios para asegurar su propio nombre de dominio. 

Como ya vimos en este blog, existen varias claves para definir un nombre de dominio atractivo, memorable y acorde a tu propuesta. Pero, cuando por fin lo encontrás, lo clave es registrarlo inmediatamente para que no te “roben” esa idea genial

Aunque pensés que a nadie más se le podría ocurrir el mismo nombre de dominio, sólo recordá: “las oportunidades no se pierden, siempre hay alguien que aprovecha lo que uno deja pasar”.

Por lo anterior, saber si un dominio está disponible es algo que podés resolver fácilmente con la guía correcta. Acá te compartimos unos tips útiles.

Pasos para comprobar si un dominio está disponible

1. Utilizá un buscador de dominios

Para comprobar con certeza si un dominio específico está disponible o no, la mejor forma es realizar una búsqueda en cualquier registrador de dominios y recibir la información completa en cuestión de segundos.

¡Probalo ahora mismo! Usá este buscador:

La gran ventaja de esta herramienta es que te muestra sugerencias de nombres dominios similares, así como varias opciones de extensiones diferentes en caso de que el dominio que buscás ya esté ocupado. Chequeá este ejemplo para patata.com:

Ejemplos de dominios alternativos a patata.com

Tip. En algunos casos, los registradores tienen servicios de Búsqueda masiva de dominios, donde podés buscar simultáneamente hasta 500 nombres de dominio. Esto te va a facilitar el proceso de selección al recibir la información de disponibilidad cuando estés investigando posibles variantes del dominio que querés:

Búsqueda masiva de dominios GoDaddy

2. Hacé una consulta WHOIS

En un artículo anterior ya te explicamos qué es la búsqueda WHOIS y cómo te ayuda a encontrar al propietario de un dominio, así que sólo te recomendamos utilizar esta herramienta si tenés previsto adquirir un dominio que ya tiene dueño.

3. Hacé una búsqueda en Google

Con la ayuda de un motor de búsqueda como Google podés descubrir otros datos que quizás no habías considerado al usar un buscador de dominios en tu investigación inicial como:

  • Podés saber contra quién competís. Si el nombre de tu negocio o de tu dominio ideal son similares a una marca o sitio web que ya esté en la industria, probá con cambiar las palabras clave que usés en tu nombre de dominio para evitar infringir derechos comerciales (copyright), así como para dirigirte de forma más específica a tu público objetivo.
  • Te indica si hay otras formas de comprar el dominio. Puede ser que la página esté en funcionamiento pero sus dueños la están vendiendo (mirá el primer resultado para  patata.com en el ejemplo); o puede ser que te dirija a la página del registrador que posee el registro de dominio, y con WHOIS puedas conocer la identidad y datos de contacto del propietario.

Así, simplemente, andá a la barra de búsqueda de Google, ingresá cualquier nombre dominio –de preferencia, junto con su extensión– y revisá los enlaces resultantes. 

Usá Google para corroborar datos al buscar dominios

¿Qué puedo hacer si no está disponible un dominio?

Te entendemos: saber que alguien pensó antes que vos en el mismo nombre de dominio que tenías planeado para tu sitio puede ser… devastador. Pero, no es el fin del mundo. Tenés tres opciones:

  • La alternativa más sencilla y práctica –en todos los sentidos– es seleccionar una extensión de dominio diferente para tu proyecto. Ok, el .com es la más popular de todas, pero eso no quiere decir que sea la única. Por ejemplo, podés usar alguna de las nuevas extensiones de dominio disponibles, que incluso pueden ser más efectivas en comunicar la propuesta de valor de tu sitio web. Un ejemplo es el dominio .tv que, con el auge de los servicios de streaming, en los últimos 5 años aumentó sus registros en 62%.
  • La segunda opción es realizar una búsqueda WHOIS del dominio que querés, verificar que no esté siendo utilizado y chequear si su registro tiene una fecha de vencimiento a corto plazo. Esto con el objetivo de contratar un servicio de dominios en espera, que supervise el dominio diariamente, lo “separe” en cuanto esté disponible y lo registre por vos. Lo mejor es que no te hace ningún cargo hasta que la compra del registro sea exitosa.
  • La última opción, un poco más compleja y costosa pero pensada para esas personas enamoradas de un dominio específico, es acudir con un registrador de dominios como GoDaddy que gestione en tu nombre la compra del dominio ocupado con la persona o empresa poseedora del registro del dominio. En este servicio vas a poder establecer un monto mínimo y un máximo que estarás dispuesto a pagar, y el registrador va a ir subiendo la oferta dependiendo de cómo vayan resultando las negociaciones. En caso de que sean efectivas, pagarás ese precio más una comisión del 20% del valor final del dominio.

El camino de todo negocio online exitoso comienza al elegir el nombre de dominio perfecto. Confiá en GoDaddy, el registrador de dominios más grande del mundo, para dar este primer paso con firmeza.

Ángel Torres Tagle
Egresado de la Facultad de Arte y Diseño de la UNAM, ha trabajado en diferentes empresas multinacionales donde se ha desarrollado como mercadólogo digital. Cuenta con más de 7 años de experiencia en el ramo y en varios proyectos nacionales e internacionales relativos a desarrollo de estrategias digitales en compra, análisis de medios, crecimiento de redes sociales y emprendimiento de proyectos web para México y Latinoamérica. Actualmente trabaja como Director de Abyx Gaming, un portal especializado en gaming para millenials.