Correo con mi dominio en 5 sencillos pasos

Ten el tuyo

Si te has preguntado cómo tener correo con mi dominio, en 5 sencillos pasos lo podrás hacer. Madura de emprendedor a empresario, hazlo.

Tener un correo corporativo con el dominio de tu empresa es más sencillo de lo que te imaginas.

Te proporcionará un sin fin de beneficios: además de ser tu carta de presentación, las personas te percibirán de una manera más profesional.

El sueño de todo emprendedor es hacer crecer su empresa y expandirse, mientras esto pasa, es normal que utilices un correo electrónico con un dominio genérico.

Se entiende que, por ahora, tus clientes sean pocos y, es probable, que no tengas una relación directa con proveedores. Pero cuando comiences a relacionarte con más personas, hagas cotizaciones o debas pedir presupuestos, es importante que tengas una cuenta con dominio propio.

Correo con mi dominio

Además de generar confianza hacia las personas que mantienen contacto contigo, también generas una imagen profesional. Esto te ayuda, en gran medida, a cerrar negocios, a afianzar clientes y a expandirte a lugares donde nunca habías imaginado.

Sí, todo esto por el simple hecho de contar con un correo electrónico con dominio propio.

Contar con todo lo anterior es muy sencillo, basta seguir cinco sencillos pasos para lograrlo.

1. Tener un sitio web corporativo: cuando tu empresa tiene un espacio propio en la red es muy sencillo que las personas la conozcan y se hagan clientes. Contar con un sitio bien hecho, con un diseño llamativo y con la información necesaria para que la gente te conozca es una de las mejores inversiones que harás en tu vida empresarial.

Lo único que tienes que hacer es escoger un dominio original y atractivo y, sobre todo, que tenga que ver con tu empresa.

Lo más común es que el dominio sea el mismo nombre de tu negocio, pero si ya se encuentra en uso, trata de utilizar un dominio que haga que la gente te ubique rápidamente.
Al igual que el dominio, la extensión de éste es importante cuando la escojas, trata de que sea .com

Una vez que escojas y compres tu dominio, entonces debes buscar un buen alojador o web hosting. Escoge un alojamiento que te proporcione servicio técnico en todo momento y que se adapte a las necesidades de tu sitio.

El pago del alojamiento lo harás de manera anual, así que elije uno que te proporcione una buena cantidad de almacenamiento para tus correos electrónicos.

Ciertos alojadores ya te proporcionan algunas cuentas de correo totalmente gratis, algunos otros no y tienes que pagar por ellas. No te preocupes, tampoco se trata de una gran inversión, lo bueno de pagar por ellas es que te dan más capacidad de almacenamiento, alto rendimiento y no tienen publicidad molesta en ninguna parte.

2. Abrir cPanel: este panel te ayuda a gestionar y configurar cualquier cosa que desees de tu sitio web. Existen bastantes gestores de contenido en el mercado para administrar tu sitio, pero el más sencillo de utilizar, intuitivo y rápido es WordPress, así que te recomendamos hacerlo desde el panel de este gestor.

Entra a tu cuenta de WordPress con el nombre de usuario de tu sitio y la contraseña y dirígete a la sección de correos electrónicos.

Aunque en WordPress puedes crear solamente cinco cuentas, al inicio es más que suficiente para tu negocio. Conforme crezca tu empresa, podrás comprar un paquete que te permita registrar cuentas ilimitadas.

3. Agrega las cuentas de correo electrónico: llena las casillas con toda la información que te piden como el nombre de la cuenta de correo electrónico y la contraseña.

Trata de que los nombres que les des a las cuentas de correo sean fáciles de recordar como, por ejemplo, el nombre de algún departamento: atención@tudominio.com o info@tudominio.com.

En su defecto, si solo será tu nombre, conjuga tu primer nombre con tu primer apellido y con tus empleados hazlo de la misma manera. De esta manera, clientes, proveedores y cualquier persona que desee ponerse en contacto, lo podrá hacer de manera sencilla, pues los nombres de las cuentas de correo serán fáciles de recordar.

4. Crea y administra las cuentas: una vez que tengas listas tus cuentas de correo electrónico con tu dominio personal, entonces podrás administrarlas desde el web mail del hosting que contrataste, o bien, acceder a ellas a través de algún otro gestor de cuentas de correo como Outlook, Microsoft 360 o las aplicaciones de tu teléfono celular.

Al usar cualquier otro gestor para administrar tus cuentas, tendrás que configurarlas como cuentas imap o pop.

Para hacer esto de la manera correcta, pide ayuda a un técnico para que te proporcione los pasos correctos para hacerlo.

5. Comienza a usar tu cuenta de correo electrónico con tu dominio propio: ahora ya estás listo para comenzar a ponerte en contacto con tus clientes y proveedores desde tu propio correo electrónico.

Para que la migración de tu correo con dominio genérico sea más sencilla, elije la opción de que lleguen todos los correos electrónicos de esa cuenta a la nueva con dominio propio, así no perderás información ni seguimiento, y podrás responder desde tu nueva cuenta sin problemas.

Guillermo Chávez Conejo
(Ciudad de México, 1984). Es autor de tres poemarios: De arena y Universo, Entre tus muslos y Canción bajo tu cuerpo. Estudió literatura latinoamericana en la Universidad Iberoamericana (UIA), obtuvo el título de Máster en Integración Europea por parte del Instituto de Estudios Europeos de la Universitat Autònoma de Barcelona y está certificado en nuevas tendencias comerciales en América Latina por el Banco Interamericano de Desarrollo y en International Human Rights Law por la Université Catholique de Louvain. Es presidente de la Asociación de Egresados de Letras de la UIA para el periodo 2017 - 2019. Ha escrito sobre temas especializados en marketing digital para Virket y sobre turismo de México, Perú, Estados Unidos y Europa para Hoteleus. Actualmente trabaja como Digital Content Specialist en Virket.