Cómo diseñar un blog de marca que convierta a los lectores en clientes

Mejor experiencia = más probabilidades de atracción

Tal vez tenés una pequeña empresa y te gustaría generar más tráfico; quizá tu negocio está en auge y buscas tener más presencia online; o simplemente querés compartir tu experiencia y deseás conectar con personas que tengan ideas afines.

Sea cual sea tu motivación, decidiste crear un blog y tal vez no estás seguro de cómo empezar. Después de todo, si vas a invertir tiempo y esfuerzo en tu blog, tenés que asegurarte de aprender a diseñar uno que convierta a los visitantes en clientes potenciales reales.

No te preocupes. Hacer publicaciones en línea para tu proyecto, marca o empresa no es tan complicado como hacer ciencia espacial o cirugías de corazón. Podés aprender a diseñar un blog que convierta con las herramientas y el conocimiento adecuados.

Primero lo primero

Suponiendo que aún no tenés sitio web, comenzá eligiendo la plataforma. Existen muchas opciones, pero las que más recomendamos son WordPress y el Creador de sitios web de GoDaddy.

En primer lugar son gratuitas, así que podés hacer tantas pruebas como necesités. Eso sí, considerá que tenés que pagar por el alojamiento web y por el nombre de dominio, así que desde el principio es importante buscar a un proveedor de hosting y dominio.

Ambas son excelentes plataformas si quieres aprender cómo crear un sitio web, aunque no seas programador. La cantidad de temas y complementos disponibles es muy extensa, así que es muy fácil iniciar y diseñar tu propio blog.

Por un lado, WordPress fue diseñado desde el principio como una herramienta de publicación personal y, como tal, se adapta muy bien a los blogs. También tenés a tu alcance una biblioteca casi ilimitada de artículos, consejos, temas y otras herramientas que ya se han creado para WordPress.

Relacionado: Cómo crear una página con WordPress en 5 pasos.

Por otro lado, el Creador de sitios de GoDaddy está diseñado especialmente para encontrar diseños basados en tu área de especialidad; es decir, cuando entrás a www.godaddy.com/es/paginas-web/creador-de-paginas-web y seleccionas la opción “Comenzá gratis”, primero configurás tu usuario y contraseña, y luego pasás a la configuración inicial donde podés elegir la categoría de Blog + tu especialidad:

Elige tu categoría de blog en el Creador de GoDaddy.

Relacionado: 📔 ¿Cómo crear un blog desde cero? Guía + Tutorial para hacerlo en GoDaddy

Diseñando un blog que convierta

Las siguientes bases te servirán para crear tu blog en cualquier plataforma que elijas:

  1. Elegí un diseño sencillo y claro.
  2. El diseño responsivo es clave.
  3. Incluí llamados a la acción.
  4. El contenido es relevante para estar en la discusión de tu industria.
  5. Importancia de categorizar y permitir la búsqueda dentro del sitio.
  6. Familiarizate con el SEO.
  7. Medí su éxito.

1. Elegí un diseño sencillo y claro

A nadie le gusta entrar a un sitio web sobrecargado y distractivo, donde es difícil encontrar la información más básica. Un usuario llega a un sitio por una razón: busca información. No importa si llega directamente a tu página o la encuentra a través de una búsqueda en internet, recordá que está buscando algo.

Si deseás que tu blog convierta a los usuarios, tenés que hacer que la información que buscan sea fácil de localizar.

 

Estas son algunas sugerencias:

  • Seleccioná esquemas de color simples (solo dos o tres colores) y gráficos limpios.
  • No te vuelvas loco con las tipografías. La mayoría de los sitios web buenos usan sólo una o dos tipografías relacionadas entre sí.
  • Procurá que la navegación sea fácil de ver e intuitiva de usar. Los nombres de los menús deben ser claros y facilitar que los visitantes encuentren lo que buscan.
  • El uso estratégico de videos, animaciones y transiciones de fotos puede ser elegante, pero evitá usarlos de forma excesiva. Un solo video bien ubicado puede aumentar tus conversiones, pero tapizar tu página inicial con videos solo resultará una distracción. Considerá usar imágenes claras y relevantes en lugar de muchos videos, o incluso sliders de fotos.
Elige elementos sencillos y visuales para el diseño de tu blog.
Fuente: Casa de Crews

2. El diseño responsivo es clave

Los términos “adaptabilidad”, “responsiveness” y “diseño responsivo” hacen alusión a la capacidad de adaptación de un sitio web para verse bien en cualquier dispositivo o tamaño de pantalla.

Un sitio responsivo se ve bien tanto en un teléfono móvil o tablet como en una computadora de escritorio.

Blue Corona estima que más del 70% del tráfico web se realiza desde algún tipo de dispositivo móvil. Esto indica que cada vez más usuarios visitan páginas web desde sus teléfonos y tablets.

Si deseás que la gente lea y disfrute de manera genuina tu blog, es fundamental que sea responsivo. Afortunadamente, hay cientos de temas responsivos disponibles tanto en WordPress como en nuestro Creador. Comenzar con un tema responsivo ayudará a garantizar que tu sitio se vea bien para la mayor cantidad posible de clientes potenciales.

Pro tip: te recomendamos que cada cierto tiempo accedas a tu sitio desde diferentes dispositivos y pantallas para asegurarte de que tu contenido se ve bien sin importar dónde lo visitás.

Relacionado: ¿Estás cometiendo estos 15 errores de diseño web?

3. Incluí llamados a la acción (Calls-to-Action o CTAs por sus siglas en inglés)

Cuando alguien visita tu blog debes animarlo a dar el siguiente paso. Ya sea que se suscriban a un boletín informativo, realicen una compra o se unan como miembros a tu club, debes hacer que la invitación sea clara y breve.

Hacé que el siguiente paso –dentro de cada publicación de blog– sea fácil y claro para tus visitantes colocando un botón o un texto que incluya un enlace a la página que deseás promover. Esto impulsará a tu usuario a actuar.

Los especialistas dicen que un botón o texto efectivo es aquel que contiene poca información (generalmente un par de palabras o una sola oración), cuyo color destaca del resto del texto e incluye un enlace a la sección o página que quieres promover. Entonces, evitá usar muchas palabras o colores confusos, recuerda: quieres que el usuario ACTÚE, no que se distraiga.

Integra llamados a la acción en tu blog.
Fuente: The Positive Mom

4. El contenido es relevante para estar en la discusión de tu industria

Todo el mundo tiene algo que decir, una perspectiva única que ofrecer o un consejo que dar. Hasta ahora, hemos discutido principalmente cuestiones de diseño y configuración.
Sin embargo, si deseás que tu blog sea relevante, debés concentrarte al máximo en tu contenido.

Los mejores blogs son aquellos que se actualizan con frecuencia y presentan información relevante en un formato ameno y fácil de leer.

El estilo de tu escritura dependerá de la voz de tu marca, pero también de tu público objetivo. Nunca olvidés leer, corregir y editar los artículos de tu blog antes de publicarlos, preguntándote: ¿Esto es algo que cualquiera puede entender? ¿El texto está bien escrito y es fácil de leer? ¿Va a resonar entre el tipo de audiencia a la que quiero llegar?

Pocas cosas son más molestas que los artículos mal escritos y la información que no aporta nada de valor. Antes de empezar a escribir hacé una lista de ideas y temas sobre los que podrías hablar en torno a tu industria, marca y necesidades de tu consumidor; considerá dicha lista cuando te llegue la inspiración y consúltala cuando te sientas “estancado”. En este video te damos algunas herramientas útiles para crear contenido:

 

Otro factor para mantener la relevancia de tu blog es publicar contenido nuevo con frecuencia. Los usuarios que regresan a tu sitio web con frecuencia para leer nuevas publicaciones tienen más probabilidades de convertirse en clientes.

Si sentís la necesidad de escribir varias publicaciones de una sola vez, utilizá la función “programar” para tus publicaciones. En lugar de publicar varios artículos a la vez, podés programarlos para que se publiquen automáticamente en fechas/horas futuras. Esto ayuda a establecer una rutina habitual de contenido y, por lo tanto contribuye a mantener la relevancia de tu blog.

Por cierto, crear tu propio contenido siempre será mejor. Sin embargo, no dudés en hacer referencia o señalar otras publicaciones o artículos de tu interés y que proporcionen valor a los lectores. Tené en cuenta las siguientes pautas si lo hacés:

  • Asegurate de que la publicación a la que hacés referencia sea relevante para tu blog/audiencia.
  • Da crédito a quien crédito merece; dile a tus visitantes que es una referencia a contenido que no creaste e incluí un enlace apropiado al autor original.
  • Evitá copiar artículos. Parafraseá o hacé referencia al original y publicá un enlace, pero no copies y pegues la publicación completa. Esto es considerado por Google como plagio digital, y puede llegar a penalizar a tu sitio quitándole posicionamiento en los resultados de búsqueda. Considerá que al publicar contenido original y de valor te va a ir mejor que publicando contenido solo por el simple hecho de hacerlo.

Relacionado: Lo que se puede publicar en un blog… y lo que no.

5. Importancia de categorizar y permitir la búsqueda dentro del sitio

A medida que aprendas a diseñar un blog y comiences a crecer, vas a necesitar una manera fácil de que los clientes potenciales encuentren la información que buscan. Ojear los títulos es fácil cuando solo tenés tres artículos publicados, pero ¿qué pasa cuando tu blog se extiende a 30 publicaciones?, ¿o 150?, ¿o 1,500?

Agregar categorías para las publicaciones de tu blog es una manera rápida y fácil de dirigir a los usuarios a los temas de su preferencia.

Podés mostrar categorías en una barra lateral o en un menú superior para dirigir al usuario a los artículos que coincidan con una temática particular.

Con la capacidad de clasificar tus artículos en categorías cruzadas (es decir, un solo artículo puede aparecer en más de una categoría), tener una gran cantidad de publicaciones de blog será mucho más manejable.

Cuando uses categorías en tu blog, tené en cuenta las mismas pautas que discutimos con la navegación:

  • Asegurate de que las categorías sean fáciles de encontrar y usar.
  • Usá nombres de categorías que expresen claramente de lo que tratan. Si tienen nombres como “Categoría 3” o “Datos generales”, no van a ser útiles para los internautas.
  • Mantené categorías ligeramente amplias para que puedas abordar diferentes tópicos sobre una misma área de conocimiento.
Diseña las categorías principales de tu blog: ni mucho ni poco.
Ejemplo de categorías del blog de GoDaddy.

Pensá en las categorías como “palabras clave” para que tus artículos sean encontrados. Por ejemplo, podés tener un blog dedicado a la música en general, pero con categorías para los principales géneros musicales o artistas que te gustan, digamos, una categoría solo para publicaciones sobre “cantantes de blues” y otra solo para “cantantes de rock”.

Simplificá la búsqueda
Otro elemento fundamental para tu blog es el cuadro de búsqueda. Es probable que cualquier cliente que no encuentre la información que busca en los primeros segundos comience a buscar en esa pequeña lupa.

WordPress, por ejemplo, ofrece un cuadro integrado que busca automáticamente en todo el sitio, incluidas las publicaciones de blog. Agregar ese cuadro de búsqueda a tu blog es una forma rápida, simple y efectiva de garantizar que los usuarios encuentren artículos e información fácilmente.

6. Familiarizate con el SEO

Ahhh, el temido tema de la optimización de motores de búsqueda (SEO)… una tarea algo desalentadora y compleja. SEO es la disciplina que consiste en ajustar tu sitio web para que sea compatible con los requisitos de clasificación de los motores de búsqueda y, con suerte, que llegue a los primeros resultados del buscador de internet.

Si bien es un área en constante cambio y evolución, hay algunos elementos básicos que podés seguir para que tu sitio esté optimizado para los motores de búsqueda.

Usá enlaces permanentes (permalinks)
Comenzá usando enlaces permanentes claros, descriptivos y concisos. En cada publicación que hacés debés modificar el módulo de URL (que se trata del “enlace permanente”) para que tenga relación con el tema que escribiste.

Por ejemplo, en lugar de ver un enlace con un número de publicación así:
https://ejemplo.com/?p=104

… el usuario verá el nombre de la página que vos le pongas:

https://ejemplo.com/acerca-de-nosotros

Esto no solo tiene más sentido para el cliente, sino que también les gusta más a los motores de búsqueda.

Ojo: si ya creaste contenido y cambiaste un enlace permanente, debés modificar el link en todas las páginas y publicaciones donde lo hayas incluido. Si los motores de búsqueda ya comenzaron a indexar ese contenido, los usuarios que intenten visitar el enlace anterior recibirán una página de error en lugar de tu publicación.

Aprovechá la estructura de la página principal
Otro consejo de SEO básico es usar la estructura de “página principal” incorporada en WordPress.

Por ejemplo, supongamos que tenés una página llamada “Perros”. También disponés de páginas específicas para Labradores, Poodles y Galgos. Al configurar “Perros” como la página principal, esencialmente organizas tu sitio web para que el usuario lo entienda de manera general.

Este tipo de estructura escalonada, a diferencia de las URL planas, es beneficiosa para el SEO.

Relacionado: Contenido para una página web: 10 consejos de redacción + SEO básico.

7. Medí su éxito

Entonces, aprendiste a diseñar un blog, configurar todas las características y elementos correctos, y has difundido tus publicaciones. ¿Cómo sabés si está ayudando a tus resultados comerciales, o por lo menos a la atracción de más visitas y clientes potenciales?

Existen varias métricas que podés utilizar para evaluar el desempeño de tus publicaciones: número de visitas, tiempo promedio que la gente pasa leyendo cada artículo, visitantes por región, etc. Y lo mejor de todo es que podés obtener estos datos de herramientas gratuitas como Google Analytics.

Conectar Analytics con tu página web es muy fácil, solo necesitás ingresar al sitio de soporte de Google en support.google.com/analytics.

Ahora que repasaste los conceptos básicos, es hora de ponerte a reflexionar, sentarte detrás de tu teclado y ¡comenzar a escribir!

Continuá expandiendo tu conocimiento con los siguientes temas:
💠  Guía de marketing digital para PyMEs: cómo crear la estrategia de tu negocio
💠  Tutorial de SEO básico: definición, consejos y herramientas útiles
💠  7 razones por las que deberías invertir en expertos en diseño web

 

Artículo publicado originalmente en GoDaddy Garage por Stephani Worts.