Elaboración de una página web creativa

Dale rienda suelta a tus ideas

Durante la elaboración de una página web debes enfocarte en transmitir toda tu creatividad; no en los asuntos técnicos… ¡Eso déjaselo a los expertos!

Tener una página web es indispensable para que tu negocio camine. Sirve para dar a conocer a tu empresa y tus productos o servicios.

Sin embargo, si echas un vistazo a todos los sitios web de tu competencia verás que varían en color, número de productos, nombre… ¿y creatividad? La elaboración de una página web creativa puede ser la clave del éxito para tu empresa porque demuestra que tienes productos increíbles y estás a la vanguardia.

¿Por qué poner atención en la elaboración de una página web?

La página web será tu tarjeta de presentación digital. Comienza por definir cuál es tu personalidad y qué quieres comunicar. Si eres una persona enérgica deberás crear una página interactiva. Si eres tranquilo seguro preferirás un diseño sobrio. Nada de esto debe restar creatividad y originalidad.

Existen muchos diseños de página web. En general, las plantillas son muy parecidas: hay pestañas y se pude acceder a diferentes secciones para ver todos tus productos. Entonces, ¿cómo elaborar una página web creativa? Lo primero es establecer a qué público deseas dirigirte.

Elementos importantes

El público objetivo es determinante en el diseño de tu página web. ¿Es para gente joven? Entonces necesitas algo interactivo. ¿Es para un público mayor? Mantenlo simple con imágenes y tipografías grandes.

Los colores: hay opciones que pueden distraer y perder la atención de tu usuario. Pocos colores o un solo color pueden expresar elegancia, pero tal vez sea aburrido. La clave es encontrar el equilibrio: ni mucho, ni poco. El sitio debe ser armónico y fácil de usar.

El contenido. ¿Qué subirás a tu página web? El contenido lo es todo. Puedes optar por mostrar un catálogo de productos; se presta perfecto para diseños interactivos: clic a un producto y se despliega en una ventana grande para visualizarlo mejor. Lo ideal es que puedas rotar el producto con el mouse (o el dedo si es un dispositivo móvil) de un lado a otro y de arriba a abajo. Esto permite al usuario conocer e interesarse por el producto.

Información sobre tu compañía. No brindes la típica información, no seas aburrido. La gente se conecta a través de las emociones. Puedes mostrar un video donde hablas de tu compañía, su historia y por qué haces lo que haces. Tal vez funcione una línea del tiempo donde des clic a cierto año y veas qué sucedió. Incluye fotos: las personas valoran y prefieren los contenidos visuales. Insisto: transmite la pasión por lo que haces y el público se conectará con tu marca.

Videos. Sí, videos. No tengas miedo de cargarlos porque “pesan mucho”. Muchos empresarios aún no los integran a su diseño web y es un gran error. Los videos llaman la atención, informan y entretienen. Hasta puedes divertir a tu público. Ya sabrás que nadie se resiste a compartir videos graciosos. Los videos son ideales para exponerse en las redes sociales. No hagas videos comunes donde hables sólo del producto… ¡Haz videos de valor! Prueba y experimenta con tus productos para que la gente se identifique contigo.

Mejor aún: habla sobre tu industria en lugar de tu producto. Demuestra que tu objetivo es educar a las personas y que piensas en ellas.

Las infografías. No conozco a una sola persona que se resista a una infografía bien hecha. Desde niños, jóvenes, adultos hasta personas mayores. Son sencillas y sabemos que una imagen vale más que mil palabras. Dale rienda suelta a tu creatividad y sácale jugo a este valioso formato.

Un blog

Atrévete a tener blog. Podrás escribir sobre tus productos y estar en contacto con miles de usuarios que pueden convertirse en consumidores. Aprovéchalo para describir con detalle tus productos o servicios.

Además, un blog puede ayudarte a posicionarte en los primeros resultados de búsqueda en Google, sólo por mencionar uno. A través de palabras clave pondrás en marcha el proceso de optimización de búsqueda (SEO).

SEO

SEO, Search Engine Optimization, es un proceso para seleccionar palabras claves y escribirlas en tus contenidos para que los motores de búsqueda, como Google o Bing, te encuentren fácilmente porque coinciden con lo que la mayoría de las personas busca.

Por ejemplo, si María X desea comprar jabones y tú vendes jabones orgánicos, debes seleccionar las palabras que María X usaría para buscar jabones que, de preferencia, sean orgánicos. Algunas opciones pueden ser jabones naturales o jabones sin químicos.

Cuando logras posicionarte como un referente de tu industria será porque las personas adecuadas te han encontrado porque publicaste el mensaje adecuado. De esta forma es casi seguro que deseen compartir en las redes sociales la experiencia que le brindó tu marca.

Si incluyes estos elementos en tu página web será creativa y llamará la atención del usuario. Úsalos y experimenta combinando lo que más te gusta con lo que genere más tráfico y observa la diferencia con los métodos tradicionales.

Alejandra Rubio Bravo
Nativa del sur de la Ciudad de México, estudié Comunicación y me especialicé en corrección de estilo y Marketing Digital. Eterna enamorada de las letras, apasionada con la tecnología y feliz colaboradora en Virket, la empresa donde me encontré con la increíble riqueza de formas y oportunidades para comunicar y planificar estrategias enfocadas a innovar la relación cliente-empresa.