Cómo crear una estrategia de redes sociales para la ‘nueva normalidad’

Products mentioned
Planeando para el ahora (y el futuro)

El cambio es inevitable y ahora está sucediendo más rápido que nunca, ya que no todo lo que funcionaba hace tres meses funciona hoy. Y no sabemos cómo se verán las cosas dentro de un mes. Pero incluso con tantos cambios a tu alrededor, no significa que tengas que crear una estrategia de redes sociales desde cero.

Simplemente necesitás cambiar la forma en que manejás tus redes sociales para tener éxito hoy, mañana y en lo que depare el futuro.

En este artículo vamos a analizar la forma en que la ‘nueva normalidad’ afecta tus decisiones de contenido (no solo al crear una página web, sino también en el resto de tus canales digitales), y luego te daremos algunos consejos para facilitar la creación e implementación de tu estrategia de marketing en redes sociales.

Cómo crear una estrategia de redes sociales para la ‘nueva normalidad’

  • Hacé que tu negocio sea más humano.
  • Sé comprensivo.
  • Hablá menos de vos y enfocate en los beneficios hacia el usuario.
  • Ofrecé valor a tus clientes.
  • Concentrate en fomentar el compromiso de tus seguidores (engagement).
  • Brindá más canales de apoyo.
  • Personalizá tu contenido.
  • Colaborá con otras personas y organizaciones.
  • ¡Escuchá!
  • Sé flexible.
  • Tomate un descanso cuando lo necesités.
  • Considerá la publicidad pagada.
  • Seguí estos 5 consejos para garantizar el éxito en redes sociales en la ‘nueva normalidad’.

Hacé que tu negocio sea más humano.

Las personas están en el corazón de cada negocio: quienes lo construyeron, quienes lo dirigen y quienes compran todos los días. Cuando empieces tu estrategia de redes sociales, tenés que seguir las acciones y construir los mensajes que se sientan más cercanos a la gente y a su realidad.

Aunque no puedas conectar con las personas cara a cara, sí podés recurrir a las redes sociales para construir conexiones.

Podés mostrar el lado humano de tu empresa o proyecto con algo tan sencillo como transmitir videos en vivo desde donde estás; ya sea en tu oficina, espacio comercial u hogar.

Sé comprensivo.

Como seres humanos debemos manejar todas las emociones que nos acompañan, desde la tristeza hasta la desesperación y, por supuesto, la alegría, la felicidad y la plenitud.

No solo debés aceptar, sino también adoptar y apoyar las emociones de tus clientes al momento de crear una estrategia de redes sociales, porque esto te va a ayudar a construir relaciones más sólidas con ellos a corto y largo plazo.

Hablá menos de vos y enfocate en los beneficios hacia el usuario.

Es mejor que no escribas demasiados mensajes enfocados en hablar de tu negocio. Tus publicaciones sociales deberían centrarse en tus clientes y seguidores: ¿quiénes son?, ¿cómo facilitás o mejorás su vida?, ¿qué problemas les ayudas a resolver o qué soluciones les ofrecés?

Es mejor que compartas las historias de tus clientes, así como los beneficios de trabajar con vos, en vez de hablar principalmente sobre las características de tus productos o servicios.

 

Este es un buen momento para explorar y compartir la historia de tu marca, especialmente usando el “storytelling” para que tus seguidores puedan sentirse identificados con tu marca a través de sentimientos y experiencias universales.

Ofrecé valor a tus clientes.

Agregar valor no se trata de vender mucho para incrementar los números de resultados. Recordá que, como consumidores, las personas acudimos a las redes sociales para:

  • Construir relaciones.
  • Aprender cosas nuevas o reforzar nuestro conocimiento.
  • Entretenernos.

Como propietario de un negocio, podés agregar valor en redes sociales a través del tono y el contenido de tus mensajes. Esto podría ser tan simple como explicar cómo hacer algo relacionado con tu industria… o compartir una lista de sitios locales que ofrecen pruebas de COVID-19.

Concentrate en fomentar el compromiso de tus seguidores (engagement).

Todos tus clientes tienen al menos una cosa en común: todos apoyan a tu negocio y decidieron seguirlo en redes sociales por voluntad. Y a través de las publicaciones que impulsan el compromiso (engagement) y la comunicación, podés ayudarlos a conectar aún más con tu negocio.

¿Qué tipo de publicaciones fomentan el engagement? Las frases con datos relevantes o curiosos, las preguntas, los consejos, las tácticas como “Completá esta frase”, las tendencias e incluso los memes (claro, dependiendo de cada industria y el carácter de cada marca).

Brindá más canales de apoyo.

Aunque tu negocio físico esté limitado, podés abrir canales de comunicación adicionales para ayudar a tus clientes. Las herramientas y programas como Facebook Messenger, los Twitter Chats y los mensajes directos de Instagram pueden brindar a tus clientes más formas de conectar con vos.

Personalizá tu contenido.

En internet existen muchos consejos sobre personalización de contenido, y es recomendable que tomes los mejores consejos y los adaptes a tu propia marca.

Preguntate cómo podés construir relaciones duraderas con tus clientes: ¿cuáles son las dudas o preguntas que recibís constantemente?, ¿cómo podés cambiar la forma en que les servís?, ¿cuáles son sus principales preocupaciones/intereses y cómo podés ayudarlos a resolverlos?

Por ejemplo, si sos gerente de un restaurante podés compartir videos y recetas en redes sociales, por supuesto, ¡sin regalar todos los ingredientes secretos de la receta!

Pero si tenés una tienda local de artesanías, podés crear kits y tutoriales para que las personas realicen proyectos de decoración en casa.

Relacionado: 4 tips para lanzar tu negocio online de artículos artesanales.

Por otra parte, si tenés un gimnasio, si sos instructor deportivo o eres fisioterapeuta, podés grabar rutinas de acondicionamiento físico para hacer en casa, junto con desafíos virtuales para construir y mantener el entusiasmo de tu comunidad online. Las posibilidades son infinitas con un toque de creatividad.

Colaborá con otras personas y organizaciones.

Una de las mejores formas de expandir tu comunidad es a través de las asociaciones. Podés trabajar con:

  • Personas que tengan negocios complementarios al tuyo, por ejemplo un restaurante y una tienda de artículos gastronómicos especializados.
  • Socios, como los artistas que imparten clases virtuales con sus tiendas de arte o galerías.

Gracias a las redes sociales, no tenés que limitarte a las personas que están en tu área. Podés generar colaboraciones con personas en otras provincias o incluso en otros países. Sólo es cuestión de buscar gente y empresas que transmitan mensajes de marca alineados a la tuya, para que ambas audiencias se beneficien.

¡Escuchá!

Las redes sociales no solo sirven para transmitir tus mensajes. También son poderosas herramientas de ‘escucha’ para comprender mejor lo que necesitan tus clientes y comunidades. No importa qué tipo de negocio tengas o en cuál industria te desempeñás, vas a poder crear nuevos productos y servicios y mejorar tu línea actual cuando decidas participar en la conversación, en lugar de utilizar tu feed en redes sociales como un megáfono.

Sé flexible.

Las reglas de engagement en nuestro mundo están cambiando más rápido que nunca.

Prestá atención a las señales de cambio, a las reglas que se transforman y las normas que evolucionan.

 

Incluso si tenés tus publicaciones programadas para las próximas semanas, deberías ser flexible en tu enfoque. Tendrías que estar dispuesto a tomar una pausa, cambiar de dirección, adaptarte y ser humano.

Si cometés un error, hacete responsable. Pedí perdón y averiguá cómo mejorarlo.

Tomate un descanso cuando lo necesités.

Está bien tomarte un respiro de las redes sociales de vez en cuando. Usando herramientas de programación, incluso podés hacer que parezca que nunca estuviste ausente. Solo vas a tener que conectarte con cierta regularidad para responder cualquier comentario o pregunta que recibas.

También podés ser transparente y dejar que tus seguidores sepan que estás tomando un descanso de las redes sociales, ofreciéndoles otros canales de comunicación para contactarte. Publicar con menos frecuencia o pausar algunos canales sociales es una buena táctica si tuviste que reducir tu número de personal y no tenés los recursos para administrar múltiples plataformas.

Considerá la publicidad pagada.

Cada vez hay más personas y marcas esforzándose para ser escuchadas en las redes sociales, y los grandes anunciantes están cambiando sus gastos publicitarios para incluir estos canales, así que no está demás que consideres utilizar publicidad pagada para aumentar tu visibilidad y alcance.

Ya sea que utilices anuncios de retargeting para cerrar ventas o anuncios para audiencias similares a la tuya (conocidas en inglés como look-alike) para llegar a más personas, los anuncios son una herramienta poderosa para hacer crecer tu negocio. Además, podés establecer presupuestos y horarios que funcionen de acuerdo a tus necesidades comerciales inmediatas.

5 consejos para tener éxito en redes sociales en la ‘nueva normalidad’.

Entonces, ¿cómo poner en práctica todas las pautas anteriores?

1. Creá un calendario de contenido.

Ahora no es momento de “alejarte” ni dejar que tus publicaciones en redes sociales sean improvisadas. Cuando escribís de improviso, es más probable que digas algo inapropiado o lo expreses de manera incorrecta.

Con un calendario de contenido, dedicás tiempo a pensar en lo que decís y cómo lo abordás. Además, con un calendario de contenido podés revisar rápida y fácilmente lo que se avecina y ajustarlo a medida que cambia la situación.

2. Usá herramientas de administración de redes sociales.

Seguramente tus horarios cambiaron y tenés muchas responsabilidades a diario, así que lo último que tenés en mente es recordar cuándo publicar en Instagram.

Pero gracias a las herramientas de administración y programación, podés mantener tus redes sociales funcionando incluso aunque te hayas alejado de la computadora por unas horas.

Solo acordate de verificar cuándo tenés contenido programado para que puedas pausar o eliminar publicaciones si ya no son apropiadas para la situación. ¡Y tu calendario de contenido puede ayudarte con eso!

3. Considerá contratar a alguien externo.

Otra opción es contratar a alguien para que te ayude a manejar tus redes sociales, como un community manager o un asistente virtual. Si estás dirigiendo una PyME y estás intentando adaptarte a los cambios constantes, está bien permitir que otra persona maneje algunas tareas en tu lugar.

4. Respondé y comunícate con tu comunidad.

El objetivo de las redes sociales es construir relaciones y una comunidad para tu negocio, lo cual significa que necesitás tener conversaciones, aunque sean digitales. Así que asegurate de consultar regularmente las nuevas preguntas y los comentarios que surjan.

Esto es especialmente importante si permitís recibir conversaciones privadas en plataformas como Facebook Messenger o mensajes directos de Instagram. Cuando la gente te habla directamente, tenés que responder.

5. Mostrá tu personalidad.

Anteriormente hablamos sobre la importancia de lograr que tu marca sea más humana. Podés lograrlo “imprimiendo” la personalidad de tu marca en cada publicación, por ejemplo usando ciertas palabras clave, ocupando emojis o incluso creando memes con el logo de tu marca.

Aunque el uso del humor puede ser muy útil para mostrar tu personalidad, recordá asegurarte de que tus mensajes no sean de mal gusto para evitar que tu audiencia se aleje y los empujes a buscar a tu competencia.

Próximos pasos

Entonces, ¿qué rumbo vas a tomar a partir de ahora? Comenzá evaluando cómo te fue con las redes sociales hasta ahora, y cómo querés cambiar ese camino recorrido. Luego, definí claramente la voz de tu marca y delineá tu calendario de contenido. Con esos ingredientes, vas a crear una estrategia de redes sociales exitosa en poco tiempo.

Imagen de Evgeni Tcherkasski vía Unsplash