5 herramientas para medir la velocidad de tu página web

Medir, medir, medir...

La velocidad y los tiempos de carga de una página web son aspectos fundamentales si querés ofrecer una buena experiencia de usuario y mejorar tu posicionamiento en Google. Pero, ¿cómo saber cuánto tiempo tarda en cargarse? ¿Cómo podés medir la velocidad o el rendimiento de tu sitio web? Vas a ver que es mucho más fácil de lo que pensás.

Si querés realizar tareas de mejora en tu página web, es necesario que primero analices los tiempos de carga. Para eso existen herramientas que no solo te permiten hacer un test de velocidad, sino que en la mayoría de los casos te facilitan consejos o recomendaciones para que puedas continuar mejorando:

Herramientas para hacer un test de velocidad web

  1. Google Page Speed Insights
  2. Test My Site de Think with Google
  3. Pingdom Website Speed Test
  4. WebPageTest
  5. GTmetrix

1. PageSpeed Insights de Google

Google tiene su propia herramienta para medir el rendimiento de una página web. Además, te ayuda mostrándote consejos que podés aplicar para continuar mejorando la experiencia de los usuarios en tu sitio.

El funcionamiento de PageSpeed Insights de Google es muy simple: introducís el dominio donde deseás hacer el test de velocidad web y hacés clic en el botón de Analizar. Entonces, Google realiza un análisis de rendimiento de tu página tanto en dispositivos móviles como en computadoras.

Es importante mencionar que, con el algoritmo Mobile First Index de Google, debés prestes atención a los resultados que te muestra Page Speed Insights desde el punto de vista de los smartphones y tablets, para que soluciones los puntos donde tu sitio tiene áreas de oportunidad.

Resultados del test de velocidad web con PageSpeed Insights de Google

2. Test My Site de Think with Google

Además de PageSpeed Insights, Google también creó un test de velocidad web específico para dispositivos móviles.

Una vez que introduzcas tu dominio, Test My Site de Google analizará tu dominio como si usaras el navegador Chrome con conexión 4G.

Ejemplo de un test de velocidad con Test My Site de Think with Google

Además, vas a poder acceder a un reporte mucho más completo, el cual te va a dar recomendaciones y ajustes que podés realizar para recortar el tiempo de carga de tu sitio web en dispositivos móviles. ¿El objetivo? Ofrecer una experiencia de usuario mejorada.

Resultado del test de velocidad web con Test My Site de Think with Google

3. Pingdom Website Speed Test

Pingdom ofrece diferentes servicios: monitoreo de disponibilidad web, alertas y estadísticas de visitas, entre otros. Sin embargo, una de sus funciones más conocidas es el test de velocidad web, que es completamente gratuito.

Utilizarlo es muy simple: entrá a tools.pingdom.com, introducí el dominio de tu web en su test de velocidad y te va a mostrar los resultados en cuestión de segundos. Además, vas a poder seleccionar desde qué punto del mapa querés hacer la prueba (Asia, Europa, Norteamérica, Pacífico o Sudamérica).

Ejemplo de test de velocidad con Pingdom Tools

Una vez que introduzcas el dominio, la herramienta te devolverá los principales resultados conseguidos: rendimiento, velocidad de carga, tamaño de la página, etc. Además, te va a facilitar información detallada sobre el rendimiento de tu web y te va a dar sugerencias para que, poco a poco, puedas mejorar los resultados y tengas una web bien optimizada.

Resultados del test de velocidad con Pingdom Tools

4. WebPageTest

WebPageTest te permite analizar la velocidad de tu web como si lo visitaras desde un dispositivo móvil o desde una computadora. Además, podés seleccionar el navegador donde querés que se realice la prueba, la conexión o el modelo del dispositivo.

Una vez que accedas a la herramienta tenés dos opciones de búsqueda: simple y avanzada. Elegí la opción que prefieras e introducí el dominio sobre el que querés realizar el test.

Ejemplo de un test de velocidad con WebPageTest

5. GTmetrix

Para hacer un test de velocidad en GTmetrix, lo primero que debés hacer es introducir el dominio. Si deseás realizar un análisis rápido, por defecto la herramienta utilizará Canadá como ubicación predeterminada.

Ejemplo de un test de velocidad con GTmetrix

En cambio, si tu web está orientada al público argentino y querés realizar un análisis más preciso, podés hacerlo registrándote de manera gratuita en su portal. De esta manera, no solo vas a poder elegir una ubicación diferente, sino que va a tener la posibilidad de elegir el navegador o el tipo de conexión con la deseás que se haga la prueba de velocidad.

Una ventaja de GTmetrix es que otorga datos relacionados con la velocidad de carga de la página, el tamaño de la URL sobre la que realizas el test y recomendaciones para mejorar el rendimiento de tu sitio web, como:

  • Reducir peticiones HTTP
  • Aprovechar el almacenamiento en caché del navegador
  • Especificar un validador de caché
  • Minificar HTML y Javascript
  • Entre otras sugerencias técnicas

En conclusión…

Probá estas herramientas y quedate con la que te de información más relevante. Y como sugerencia: al momento de realizar un test de velocidad web y medir tus avances, utilizá siempre la misma herramienta, ya que no todas usan los mismos mecanismos de medida y pueden mostrarte resultados diferentes.

Considerá que la velocidad de tu sitio web y los tiempos de carga son aspectos que Google tiene en cuenta al momento de evaluar la experiencia de usuario. Las herramientas que mencionamos son particularmente útiles si querés analizar qué puntos debés mejorar o en qué aspectos tu sitio web presenta un buen rendimiento.

Por último, debés saber que es súper importante elegir un servicio de hosting especializado en la aplicación que utilizás para mantener tu sitio web, por ejemplo, hosting especializado en WordPress, WooCommerce o Prestashop.

Elegir un buen plan de hosting es fundamental si querés tener una página web rápida y optimizada. Por ejemplo, si tenés WordPress es recomendable elegir un plan de WordPress Hosting optimizado para esta aplicación, o caso de tener un ecommerce con PrestaShop o WooCommerce, un hosting comercial sería una opción muy acertada.

Imagen de chuttersnap via Unsplash