Cómo crear tu correo empresarial en 5 pasos

Productos mencionados
Independizate por correo

Si sos emprendedor, tenés tu propia compañía o trabajás de manera independiente, crear un correo personalizado con tu dominio puede traerle muchos beneficios a la presencia online de tu marca, como la posibilidad de promocionar el sitio web de tu negocio con cada mensaje enviado, así como garantizar que la información de tu negocio llegue de forma directa y precisa a tus clientes y prospectos.

Pese a estas ventajas, la realidad es que muchos profesionales no usan un correo profesional (también llamado correo corporativo o correo empresarial), y no porque no quieran sino porque quizá no saben cómo obtenerlo.

Si este es tu caso, seguí leyendo porque acá te vamos a decir los 5 pasos para crear un correo electrónico con tu propio dominio.

Ventajas del correo empresarial

Antes de pasar al tutorial, acá te compartimos un repaso a las tres principales ventajas de crear una cuenta de correo electrónico con dominio propio:

  1. Posicionamiento. Un correo empresarial te permite atraer tráfico hacia tu sitio web o página en línea, porque con cada envío vas a estar consolidando tu dirección comercial dentro de internet. Por ejemplo:

Comparación correo gratis vs correo empresarial

  1. Imagen. Un correo profesional con tu dominio personalizado te hace ser percibido como un experto dentro de la industria o sector al que pertenecés. Con él vas a comenzar a construir credibilidad para tu marca y a formarte una reputación sólida.
  2. Seguridad. Los correos que utilizan dominios privados son percibidos como más seguros que los de dominios gratuitos, y esto es así sin importar que se trate de un emprendedor, una pequeña/mediana empresa o un corporativo de enormes proporciones.

Chequeá en este video las características básicas del correo corporativo:

Cómo crear un crear un correo con dominio propio

Sin más preámbulos, aquí te compartimos 5 pasos para crear un correo electrónico personalizado:

  1. Obtené tu dominio web propio.
  2. Investigá opciones de proveedores y planes.
  3. Seleccioná un plan de cuentas de email y almacenamiento.
  4. Definí la estructura de las direcciones personalizadas.
  5. Ingresá al panel de control y creá cuentas individuales.

1. Obtené un dominio web propio

Sin un dominio web no vas a poder crear tu propio correo profesional. Así de simple. Toda presencia online comienza por este elemento, compuesto de una palabra o frase (como el nombre de tu empresa, p. e.j. bicicletasperez) y una extensión (.com) que definen tus coordenadas en internet.

Es conveniente que pienses en un nombre de dominio conciso, creativo y corto, para que tus páginas web y direcciones de correo tengan mayor impacto.

 

¿Y dónde lo podés obtener? Podés registrar tu dominio en segundos. Sólo tenés que: entrar a la herramienta de búsqueda de dominios del proveedor que prefieras, ingresar la palabra clave y revisar la disponibilidad. ¡Probalo ahora!

 

Tip. Si el dominio que buscás ya está ocupado, probá con las nuevas extensiones de dominio con las que podés crear direcciones de email llamativas y personalizadas. Algunos ejemplos de estos dominios son: .shop (para una tienda online), .guru (para un coach de vida) o .attorney (para un despacho de abogados).

Recordá: si un dominio está registrado a tu nombre, nadie más podrá usarlo y podés transferirlo cuantas veces quieras con el proveedor de email de tu preferencia.

2. Investigá opciones de proveedores

En la actualidad, hay una gran cantidad de proveedores que ofrecen planes de email para empresas con diferentes capacidades y precios. En esencia, la decisión sobre el paquete que más conviene a tu operación se reduce a las siguientes 2 opciones:

  1. Plan de hosting + correo electrónico. Es la opción más robusta y amplia que existe en el mercado ya que, además de darte la posibilidad de generar cuentas de correo, vas a poder hospedar tu propio sitio web.
  2. Servicio de gestión y administración de correo empresarial. Es la opción ideal para usuarios que no quieran acercarse al tema web, pero desean tener un correo que les de una imagen profesional.

En cualquier caso, podés empezar con un plan de correo electrónico individual y a partir de ahí ampliar la cantidad de cuentas conforme tu equipo vaya creciendo.

Aprendé más en: 5 tips para contratar al mejor proveedor de correo electrónico.

3. Seleccioná un plan de cuentas y almacenamiento

Elegí un plan acorde a tus necesidades de almacenamiento para que sólo inviertas en lo que realmente vas a utilizar. Esto va a depender del tamaño de tu empresa y de la oferta que tenga tu proveedor ya que, como dijimos en el punto anterior, hay paquetes en los que tenés pagar por cada cuenta y existen otros que incluyen más cuentas y servicios asociados.

Para que te des una idea: la capacidad promedio para un correo empresarial ronda los 10 gigabytes (GB), pero también podés encontrar planes de hasta 1 terabyte (TB).

Para elegir un plan acorde a tus necesidades, considerá estas opciones:

  • Si sos un profesional que trabaja como freelance podés optar por un paquete individual. Esta modalidad te permite crear un correo con dominio propio a un bajo costo.
  • Para negocios nuevos o en proceso de crecimiento, lo más recomendable es optar por un paquete grupal. Con él vas a obtener un número limitado –pero suficiente– de cuentas personalizadas. La ventaja será que tus colaboradores tendrán su propia cuenta para enviar correos con su nombre, sin olvidar el dominio de tu sitio web.
  • Para empresas más grandes se aconseja contratar un plan corporativo. Estos paquetes pueden incluir decenas o cientos de cuentas de correo electrónico y están diseñados para una operación comercial grande y consolidada.

Aprendé más en: ¿Cuánto cuesta un correo personalizado en GoDaddy?

4. Definí la estructura de las direcciones personalizadas

Independientemente de si se trata de un proyecto en solitario, una marca personal o una startup, antes de crear un correo con dominio propio para vos y tus colaboradores tenés que considerar cómo será la estructura formal de cada cuenta, pensando en una imagen uniforme y profesional. Acá tenés 4 opciones: 

  1. Sólo nombre: juan@midominio.mx. Es el tipo de cuenta más popular, ya que genera una conexión personal con los clientes y mantiene la privacidad del empleado al no revelar su apellido.
  2. Nombre + inicial de apellido: juanp@midominio.mx. Muy útil cuando tenés dos colaboradores con el mismo primer nombre.
  3. Inicial de nombre + apellido: jperez@midominio.mx. La segunda opción más popular de email para empresas. Es un poco más formal que la anterior y tiene menos posibilidades de usuarios duplicados. 
  4. Nombre completo: juanperez@midominio.mx. Es la más popular entre ejecutivos, personal de ventas y agentes de bienes raíces, así como la más formal y que genera mayor nivel de recordación.

Adicionalmente, vas a poder crear cuentas institucionales para las diferentes áreas de tu empresa como: info@midominio.mx o ventas@midominio.mx.

Aprendé más en: Correo personalizado con dominio propio: reglas básicas.

5. Ingresá al panel de control y creá cuentas individuales

¡Manos a la obra! Es momento de activar las “casilla de correo” (es decir, crear las cuentas de email con dominio propio que necesitas), así como de asignarle a cada una los GB de almacenamiento para enviar y recibir mensajes y archivos.

Para eso sólo tenés que visitar la página de tu proveedor de correo empresarial, iniciar sesión en tu cuenta e ingresar al panel de control para que te vayas familiarizando con las opciones que tenés para crear cuentas de correo empresarial como son: agregar usuarios, cambiar contraseñas o eliminar cuentas.

Y si ya tenés tu dominio GoDaddy, la configuración inicial de tu correo empresarial y cuentas adicionales es sumamente fácil. Chequeá este video tutorial:

A partir de este punto básicamente ya sólo te vas a estar dedicando a la administración y mantenimiento de tus cuentas. Vas a ver que poco a poco te vas a ir convirtiendo en un experto gestor de los correos electrónicos de tu empresa.

Tip adicional: configurá tu cliente de correo

Como con cualquier correo electrónico, el email para empresas también puede instalarse en dispositivos móviles. Así, muchos clientes de correo (es decir, programas como Microsoft Outlook o Apple Mail) te permiten acceder a tus cuentas desde PC, Mac, tablet y smartphone, para que nunca estés desconectado y puedas sincronizar todos tus mensajes. Acá un ejemplo de configuración para dispositivos Android:

Antes de concluir, te recomendamos revisar dos factores clave al elegir a tu proveedor de correo con dominio propio: la confiabilidad del servicio y la asistencia técnica. En ambos puntos, GoDaddy te tiene cubierto.

Por un lado, nuestro correo empresarial cuenta con sistemas de seguridad líderes en la industria (como encriptado de 256 bits, protección contra virus y rechazo de correos no solicitados) para mantener tu bandeja de entrada limpia y protegida. Además, tenemos un centro de asistencia telefónica con el respaldo de expertos, listos para resolver tus dudas las 24 horas y los siete días a la semana.