¿Qué es un dominio web? La mejor guía introductoria

Productos mencionados
El conocimiento es poder

Cuando tenés un negocio que querés llevar al mundo digital, seguramente ya sabés que necesitás un dominio para tener una página web. Sin embargo, también puede ser que empieces a complicarte y confundas la terminología. ¡No te preocupes! Es normal cuando recién arrancás.

En GoDaddy te apoyamos para que cada uno de tus pasos en la web sea siempre en suelo firme. Por eso, creamos una guía comprensiva sobre dominios web, que abarca desde las definiciones básicas hasta lo último en estrategia digital.

Índice

  1. ¿Qué es un dominio de internet y cuál es su importancia?
  2. Estructura de un dominio de internet
  3. Tipos de dominios web
  4. ¿Cómo comprar un dominio web?
  5. Diferencia entre dominio y hosting
  6. Diferencia entre dominio y URL
  7. ¿Cómo funcionan los dominios?
  8. Protección de marca y otras consideraciones sobre registro de dominios
  9. Ahora que estoy listo para comprar un dominio, ¿qué sigue?

1. ¿Qué es un dominio y cuál es su importancia?

Un dominio de internet es el nombre único e irrepetible que recibe cada sitio web. Haciendo una analogía: si un sitio web es una casa, el dominio es su dirección postal; es el lugar al que la gente debe llegar para visitarte.

 

Si hablamos de forma técnica, podemos decir que el dominio es la serie de caracteres (letras, números, símbolos) que tenés que ingresar a un navegador web para acceder a un sitio web específico.

Por ejemplo, para visitar el dominio de GoDaddy no basta con escribir “GoDaddy” en la barra de direcciones, ya que esto hará que aparezcan todos los resultados relacionados con GoDaddy (como mostramos en la siguiente imagen). Entonces, para acceder directamente a nuestro dominio debés escribir: www.godaddy.com.

Busca el dominio de GoDaddy

Básicamente hablamos de que tu dominio es tu dirección en la World Wide Web…

Volver al índice

2. Estructura de un dominio de internet

Al buscar información sobre dominios vas a descubrir que hay diferentes tipos de dominios, pero antes de entrar a ese tema es importante saber que un dominio tiene dos partes principales: el nombre de dominio y la extensión de dominio.

Dominio de GoDaddy
Partes del dominio de GoDaddy

El nombre de dominio es la parte que va después del “www.” (o, en el caso de tu correo, lo que sigue después del signo @) y la extensión de dominio es la parte que va después del nombre (“.com” en el ejemplo).

Volver al índice

3. Tipos de dominios web

Hablando de “extensión de dominio”, hay dos categorías principales: las de dominios genéricos y las de dominios geográficos. A estas variaciones las conocemos como “tipos de dominios”.

  • Dominios genéricos o gTLD (generic Top-Level Domains)

Son el tipo más común de extensión. Las 5 más utilizadas a nivel mundial son: .com, .net, .org, .edu y .gob. Su función es definir el propósito de un sitio web, por ejemplo para fines comerciales (.com), educativos (.edu), gubernamentales (.gob), etc.

Últimamente ha aparecido gran cantidad de dominios genéricos nuevos que amplían el espectro de posibilidades. Algunos ejemplos son:

Ejemplos de nuevos dominios genéricos
Nuevos dominios genéricos GoDaddy

Por mencionar un ejemplo, podés acompañar tu nombre de dominio (basado en el nombre de tu marca) con la extensión .shop para que las personas que visitan “minegocio.shop” sepan que pueden adquirir tus productos en línea.

Consultá y adquirí nuevas extensiones de dominios en GoDaddy. Visitá godaddy.com/tlds/gtld

 

  • Dominios geográficos o ccTLD (country code Top-Level Domain)

Se utilizan para localizar tu dominio en un territorio o país determinado. Se conforman por dos letras asociadas con el país de origen, por ejemplo: .ar es la extensión para Argentina, .us para Estados Unidos y .uk para el Reino Unido.

Muchas compañías u organizaciones prefieren registrar su dominio con estas extensiones para indicar que están ubicadas en dicho país o que hacen negocios en dicha región.

Artículos relacionados:

Volver al índice

4. ¿Cómo comprar un dominio web?

Ahora que conocés la estructura y las variedades de dominios que existen, es momento de buscar tu nombre ideal.

Primero seguí estas recomendaciones para seleccionar tu dominio:

 

Lee acerca de: Crear un dominio web en 6 pasos.

Y cuando encontrés el nombre y la extensión ideales para tu sitio web, solo necesitás seguir estos sencillos pasos para comprar tu dominio:

  1. Acudí a un proveedor y verificá la cuota ($) de registro del dominio que querés.
  2. Hacé una cuenta con el proveedor de tu elección.
  3. Pagá el dominio. Esto te da derecho a ser propietario de ese dominio por una cantidad determinada de tiempo.
  4. Si querés, podés obtener servicios adicionales como seguridad SSL en caso de que tu proveedor los ofrezca.

Para saber cómo funciona el proceso de compra, te compartimos nuestro video:

 

Si querés registrar tu dominio con GoDaddy te facilitamos el proceso, ya que podés buscarlo aquí mismo y descubrir nuestras promociones temporales:

 

Por cierto, si buscas el nombre de tu marca, proyecto o empresa y descubrís que ya está ocupado, hay algunas soluciones:

Volver al índice

5. Diferencia entre dominio y hosting

Para llevar tu propuesta a internet, además de un dominio vas a necesitar tener bajo control los elementos básicos de la web, que son página y hosting web.

La página web es lo que ve el usuario y su objetivo es presentarte ante los visitantes y clientes potenciales del negocio.

Por su parte, el hosting o alojamiento web es el servicio que te ofrecen las empresas que almacenan los datos de tu sitio en computadoras especiales. A estas computadoras se les denomina servidores web, y las empresas de hosting como GoDaddy son las dueñas de estos servidores que guardan toda la información de tu portal (fotos, texto, videos, código, etc.).

Retomando la analogía del principio: el dominio es la dirección postal, el sitio web es la casa y el hosting es el terreno donde está construida la casa.

Para que puedas tener un mayor control sobre la información de tu sitio, lo más recomendable es comprar tu dominio y hosting de una misma compañía. Así también podrás administrarlos con una sola cuenta y aprovechar los descuentos que suelen ofrecer por adquirir un paquete con ambos servicios.

Si acaso ya contrataste estos elementos por separado, ¡no te preocupes! Solamente necesitás enviar a tu proveedor de hosting la información que te proporcionen al comprar tu dominio.

Aprendé más en: ¿Cuál es la diferencia entre hosting y dominio?

Volver al índice

6. Diferencia entre dominio y URL

Antes hablamos de los caracteres (números, letras y símbolos) que, al juntarse, forman un dominio. Ahora queremos resolver otra duda porque sabemos que algunas personas pueden confundir al dominio con la URL, aunque existen diferencias sustanciales.

¿Qué es una URL?

URL son las siglas en inglés de Uniform Resource Locator o Localizador Uniforme de Recursos, que en palabras terrenales podemos describir como la dirección web que se le asigna a cada uno de los recursos que existe en internet, con el objetivo de que estos puedan ser localizados o identificados. ¿Por qué? Porque, aunque no lo creas, hasta la imagen de portada de un blog necesita una dirección específica para ser localizada en internet.

Cada cosa que existe en la World Wide Web –no importa si se trata de una foto, un video, un archivo PDF, una presentación en línea de PowerPoint o un portal web– tiene una dirección específica, ya que ahí es donde está guardada.

Por ejemplo, la siguiente URL:

https://www.godaddy.com/domains/domain-name-search

Te lleva directamente a la página de GoDaddy donde está nuestro buscador de nombres de dominio.

Ejemplo de URL de GoDaddy
Una página en el dominio de GoDaddy

Entonces, podemos decir que el dominio es solo una parte de todos los caracteres con los que está hecha una URL. La principal diferencia entre dominio y URL es que el primero es la dirección principal del sitio web, mientras que el segundo se utiliza para nombrar una página o recurso específico del sitio web. Así, cada página, imagen o medio dentro de tu sitio web tiene una URL única:

Partes de una URL
Conoce las partes de una URL

Volver al índice

7. ¿Cómo funcionan los dominios?

Ya sabes que “dominio” es la dirección única que recibe tu sitio web en internet, que tiene dos secciones principales –digamos, como el nombre y apellido de una persona– y que los elementos “extra” de ese dominio sirven para encontrar una página o archivo específico. Ahora llega el momento de explicar cómo funciona todo en conjunto:

  • Es importante mencionar que cuando ingresas un dominio en tu navegador web y das clic al botón Enter, ese dominio está conectado a una dirección IP que aloja el sitio web que vas a visitar.
  • Cada dirección IP está relacionada con una serie de caracteres única para que puedas acceder a los archivos que están guardados ahí, pero es imposible aprenderse las direcciones IP de todas tus páginas favoritas, por eso inventaron los dominios.
¿Imaginas aprenderte cada dirección IP? Imagen de Matthäus Wander
  • Lo primero que hace tu navegador de internet es buscar la dirección del sitio web en el Sistema de Nombres de Dominio (DNS por sus siglas en inglés), que básicamente es como un ‘directorio telefónico’, pero que existe para encontrar direcciones IP.
  • Cuando tu navegador web encuentra la dirección que estás buscando, se comunica con el hosting que está alojando la página web que deseas visitar.
  • Entonces, tu navegador de internet toma la información del servidor web (los archivos, las imágenes, el código, etc.) y la convierte en una página web que puedes ver, navegar y usar.

Cabe aclarar que todo esto sucede en segundos, por eso cuando ingresas una dirección web puedes ver el sitio rápidamente.

Volver al índice

8. Protección de marca y otras consideraciones al registrar dominios

Quizá no lo sepas, pero podés usar el nombre de tu marca con varias extensiones de dominio. Por ejemplo, podés comprar “minegocio.com” y “minegocio.online” para que si alguien busca cualquiera de esas dos opciones, visite el mismo sitio web.

Solo necesitás una página web, pero la gente puede encontrarla a través de diferentes extensiones de dominio. Esto sirve para expandir tu negocio y evitar que alguien más se robe tus visitas comprando el nombre de tu marca, pero con una extensión diferente a la que vos registraste.

Aprendé más en: ¿Por qué considerar diferentes nombres de dominio para tu empresa?

Es importante destacar que los dominios sólo se pueden registrar una vez. ¿Qué significa? Que si querés comprar “spaclinic.com” y alguien ya lo compró antes que vos, no podés usarlo a menos que el propietario esté dispuesto a venderlo. Así que es importante registrar tu dominio lo antes posible para que no pierdas el nombre perfecto para tu página, y evités que otras personas o compañías realicen acciones especulativas con tu nombre.

Algo aún más importante es que, antes de efectuar el registro, te asegures de verificar que el nombre que elegiste no pertenezca a una marca registrada, ya que podrías tener problemas judiciales por apropiación indebida de propiedad intelectual.

Estas son otras cuestiones a tomar en cuenta antes de registrar un dominio de internet:

  • Opciones a la medida. En el mercado hay varias promociones de paquetes donde podés adquirir hosting web con dominio incluido. Acá solo tenés que asegurarte de elegir el plan más conveniente, para que no pagues un espacio de almacenamiento o una cantidad de dominios que no vas a usar.
  • Validez del registro. Entre los datos del contrato debe aparecer tu nombre como registrante (propietario) y como contacto administrativo. Aunque también podés registrarte como anónimo si lo consideras necesario por temas de privacidad.
  • Herramientas para gestión. El registrador debe ofrecerte una plataforma para hacer modificaciones básicas en los datos de tu registro de dominio, como son:
  1. Cambiar y actualizar el contacto administrativo y de facturación.
  2. Redirigir el dominio a una URL diferente.
  3. Modificar las DNS del dominio.
  4. Chequear la fecha de expiración del registro para renovación.
  • Estabilidad y soporte técnico. Un registrador serio va a estar disponible siempre para resolver tus dudas y responder en caso de problemas técnicos. Asimismo, los registradores de prestigio no desaparecerán de la noche a la mañana, por lo que tendrás certeza de que tu dominio siempre estará ahí.
  • Privacidad para tu dominio:

Volver al índice

9. Ahora que estoy listo para comprar un dominio, ¿qué sigue?

Está más que claro que el marketing digital es imprescindible en esta época de tecnologías móviles y redes sociales. Tan sólo por mencionar un par de datos, eMarketer estima que en el año 2021 se van a recaudar más de 83 mil millones de dólares en Latinoamérica, y que habrán más de 191 millones de compradores digitales.

Así, tener un dominio de internet te da la posibilidad de crear una presencia digital atractiva y accesible en todo momento, dirigida a los consumidores de hoy que usan internet para cualquier consulta: desde decidir qué desayunar hasta planear sus vacaciones o una boda.

 

Ahora que aprendiste el funcionamiento de los dominios de internet, sus características y las particularidades del proceso de registro, estás listo para dar el primer paso hacia la creación de tu sitio web. Para ello te recomendamos nuestro Creador de páginas web, una herramienta de edición y publicación en línea que te ayuda a crear una página web fácilmente y sin necesidad de contar con habilidades técnicas.

Con esto concluimos la guía sobre dominios, pero acá te dejamos material adicional para que profundices tu conocimiento sobre el tema: