¿Qué es el hosting web? La guía básica

Hosting: las respuestas que necesitás

Es importante que te preguntes: ¿qué es hosting o servicio de alojamiento para mi página?, ¿qué tipos existen? y ¿cómo funciona? Averiguá por qué.

Cuando te decidiste entrar a la era digital y crear un sitio web, obviamente querés que la mayoría de la gente lo use e interactúe con él. Para eso, tenés publicarlo o cargarlo en internet con un buen servicio de alojamiento web.

¿Qué es el hosting exactamente?

Para que la gente te encuentre en línea, los datos de tu sitio web tienen estar guardados en una ‘computadora’ conectada a internet. Esta ‘computadora’ se llama servidor web y tiene mucha potencia, ya que está diseñada para guardar una gran cantidad de datos y funcionar las 24 horas, los 365 días del año.

Así es como lucen los servidores web
Cómo lucen los servidores web

Usualmente, los proveedores de hosting son quienes tienen estos servidores y los guardan en data centers (centros de procesamiento de datos). Su objetivo es ofrecerte las tecnologías y los servicios necesarios para que tu sitio esté en internet.

¿Y cómo funciona?

Podríamos decir que el hosting es el “hogar de tu sitio web” y el dominio (tu dirección web) es la “llave para entrar a ese sitio”.

Cuando alguien escribe la dirección web de tu página es como si introdujera la llave de tu casa. Para abrir la puerta y entrar, el servidor que guarda los archivos de tu sitio debe transferir la información al navegador de la persona que te visita.

Ahora, el hosting puede funcionar de distintas maneras. De manera general, existen cuatro tipos de hosting principales: compartido, servidor dedicado, servidor dedicado virtual (VPS por sus siglas en inglés) y hosting reseller. Para poner tu sitio en internet, tenés que entender cómo usar cada uno de ellos…

Tipos de hosting

  1. El alojamiento compartido es el más utilizado y el más simple. Se trata de alquilar un espacio dentro de un servidor (como si alquilaras un departamento en un edificio). En este tipo de hosting, el proveedor tiene la responsabilidad de garantizar la estabilidad del sistema, ya que en sus servidores conviven muchos sitios web.

Relacionado: Descubrí más características del hosting compartido.

Este servicio es accesible, porque el costo para operar el servidor es compartido con otros propietarios. Sin embargo, hay inconvenientes como los límites de almacenamiento y el ancho de banda, además de que el rendimiento de tu sitio web puede verse afectado por las necesidades de otras páginas, ya que compartirán los mismos recursos (CPU, memoria RAM, procesador, entre otros).

  1. El servidor dedicado es cuando te asignan una computadora exclusiva con sus características propias, la cual tiende a ser mucho más poderosa que el resto de los hostings.
  1. El servidor dedicado virtual, también llamado VPS o VDS, es físico, pero un software lo divide en varios servidores virtuales; así, cada VPS tiene su propio sistema operativo y su propia cantidad de memoria RAM. Es como si tuvieras un hosting compartido pero disfrutaras de las ventajas del servidor dedicado.
  2. El reseller hosting se trata de revender el espacio extra que no usás en tu servidor y por el cual estás pagando. Es una buena forma de cuidar tus recursos y darle la oportunidad a alguien más de ocupar un espacio en internet.

¿Cómo determinar el tipo de alojamiento web que necesitás?

Por ejemplo, suponé que tenés un sitio “liviano” que requiere un mínimo de recursos. En este caso, el alojamiento compartido simple será suficiente; además, vas a tener la flexibilidad de moverte en temas de tarifas, almacenamiento y banda ancha en caso de que lo necesites.

Ahora, imaginate que querés poner una tienda online con muchos productos, varios tipos de conexión y sistemas de pago integrados, entre otros servicios. Naturalmente, crear y colocar tu sitio en internet implicará un flujo constante de visitantes, ya que de lo contrario no será rentable.

Por lo tanto, es lógico que dispongas de recursos suficientes para las operaciones de la tienda online. En esta situación podés elegir el servidor dedicado virtual, por temas de flujo de operación y seguridad.

En otros casos, podés adquirir un servidor dedicado si requerís de un poder de cómputo muy alto o necesitás revender servicios. Pensá en servicios como Netflix o en los prestadores de telefonía y datos.

Servicios que ofrece un proveedor de hosting

Relacionado con el punto anterior, si estás buscando el mejor hosting en Argentina podemos decir que los proveedores suelen ofrecerte todo lo que necesitás para gestionar el servidor web, la seguridad, el soporte, la velocidad y más.

Estos son algunos de los servicios que pueden ofrecerte:

1. Dominios (con costo o gratuito, dependiendo del plan), dominios externos y subdominios.
2. Capacidad para alojar desde uno hasta múltiples sitios web.
3. Espacio en disco.
4. Ancho de banda mensual.
5. Usuarios de File Transfer Protocol (FTP).
6. Acceso a bases de datos.
7. Administración del Sistema de Nombres de Dominio (DNS en inglés).
8. Acceso con www.
9. WordPress.
10. cPanel u otro tipo de panel de control para administrar el servicio.
11. Copia de seguridad y restauración de bases de datos.
12. Protección contra fraudes, virus y correos no solicitados.

Es recomendable que elijas un proveedor de hosting que no sólo te ofrezca estos y otros servicios, sino que también te ofrezca un excelente servicio de atención, porque ante cualquier problema siempre será bueno tener a quién recurrir.

Finalmente, ¿cuánto cuesta el hosting?

Es difícil responder a esta pregunta, ya que cada proveedor maneja precios diferentes y el costo del hosting depende del plan que elijas. Pero acá te damos una referencia de GoDaddy:

  1. Plan de hosting: Inicial. Costo: $69,99 ARS al mes ($69,99 cuando renovás). ¿Para qué sirve? Alojar un solo sitio web: almacenamiento y ancho de banda.
  2. Plan de hosting: Económico. Costo: $223,99 ARS al mes ($223,99 cuando renovás). ¿Para qué sirve? Recursos básicos para los sitios que empiezan: almacenamiento, correo profesional y dominio gratis.
  3. Plan de hosting:Deluxe. Costo: $307,99 ARS al mes ($307,99 cuando renovás). ¿Para qué sirve? Más espacio y flexibilidad para varios sitios: almacenamiento y sitios web ilimitados, correo, dominio, subdominios.
  4. Plan de hosting: Ultimate. Costo:$475,99 ARS al mes ($475,99 cuando renovás). ¿Para qué sirve? Mayor potencia para los sitios complejos y con tráfico pesado. Características del plan Deluxe y además: doble de potencia de procesamiento y memoria, certificado SSL gratis por 1 año, DNS premium y bases de datos ilimitadas.

Relacionado: Explorá más sobre los planes de hosting de GoDaddy.

Conclusión

Esperamos haber respondido a tus dudas sobre qué es el hosting y cómo funciona. En este momento tu tarea es evaluar cómo lo vas a utilizar, qué apoyo vas a recibir de tu proveedor en caso de alguna eventualidad, cuál es la calidad técnica (pericia, velocidad de respuesta, corrección en el trato con el cliente) y cómo se adaptan los recursos del proveedor a tu sitio.

Por cierto, algunas compañías de almacenamiento tienen períodos de prueba para que te familiarices con el servicio, lo cual es excelente para experimentar cómo podría funcionar a futuro.

Al final, no olvides siempre elegir un buen hosting, serio y con experiencia. Tu sitio web es una de tus mejores inversiones.

Imagen de Nick Youngson via Unsplash