¿Qué tiene una página web profesional?

Consideraciones para el éxito digital

La tecnología de hoy en día nos proporciona diversas maneras de tener una página propia, ¿qué tiene una página web profesional? Sigue leyendo.

En la actualidad, casi cualquier persona tiene acceso a internet, eso quiere decir que, como empresa, debes tener presencia en la red para poder llegar a cualquier rincón del planeta.

Una página web debe cumplir ciertos requisitos para que realmente se vea profesional y los usuarios de internet la volteen a ver. Actualmente existen plataformas gratuitas y al alcance de cualquiera que permiten crear páginas web, pero por desgracia, las herramientas que proporcionan son muy básicas dando un resultado pobre y hasta obsoleto.

Naturalmente, también encontrarás otras plataformas de prestigio que harán un gran trabajo.

¿Qué tiene una página web profesional?

El primer paso, tal vez el más importante, es buscar una empresa o desarrollador web para hacer realidad la idea que tengas en mente para tu página. En tu búsqueda encontrarás muchos y de distintos rangos de precios, recuerda que no siempre el más caro es el mejor y viceversa. Pídele su portafolio de páginas web que ha realizado y guíate por eso. O bien, revisa la plataforma que te interesa, recuerda que el nombre de una empresa se forja con trabajo de excelencia a través de los años.

Una vez que encuentres a la empresa ideal para realizar y lanzar tu página web, entonces tendrás que tomar en cuenta algunos aspectos a la hora de comenzar a desarrollarla:

  • Objetivo principal de tu página: ¿deseas que sea meramente informativa?, ¿quieres una tienda en línea? Incluso considera los colores, el diseño y el contenido de ella.
  • La estructura de la página: es importante a la hora de comenzar a desarrollarla, pues de ella depende que tan atractiva sea visualmente. La estructura básica de una página debe comenzar por el encabezado y éste, a su vez, tendrá que contener el logo de tu empresa y, si tiene slogan, este también deberá incluirse.
  • Consideraciones debajo del encabezado: tendrá que colocarse una barra de navegación o menú que facilite a los usuarios recorrer toda la página web de una manera intuitiva. Si tú página web contiene mucha información, puedes hacer uso de submenús para que la navegación sea aún más fácil.
  • Área de contenido de la página: debe ser igualmente atractivo, pues es en este espacio en donde se encontrará la información esencial de la página.
  • Pie de página: es igual de importante que todo lo anterior, en él se coloca la información de contacto o los términos legales de la página.

 

Cuando la estructura de la página se encuentre bien planteada, entonces el siguiente paso es su desarrollo. En este paso tendrás que pensar muy bien en el diseño que deseas que tenga para transmitirlo al desarrollador y, sobre todo, aceptar sugerencias de este para lograr un resultado armónico con los objetivos de tu empresa y que sea de tu agrado.

Una página web bien hecha deberá cargar rápidamente y todos los hipervínculos, imágenes interactivas, videos y sonidos tendrán que adaptarse de tal manera que no la hagan lenta o pesada.

La gestión de la página tiene que ser sencilla para que en cualquier momento pueda ser actualizada. Igualmente, el soporte técnico de la empresa que contrates para su desarrollo deberá darte atención los 365 días del año para arreglar de inmediato cualquier situación que se pudiera presentar, esto incluye el alojamiento de la página, su actualización y el mantenimiento.

Una vez que el diseño quede bien establecido, la página deberá crearse para ser adaptable. Esto quiere decir que debe de contar con un diseño adaptativo que permita que la página web se visualice en cualquier navegador web y, sobre todo, que se visualice de la misma manera tanto en dispositivos móviles como en celulares y tabletas, lo mismo en computadoras.

Al tener todas estas características, la página web ya se encuentra lista para su lanzamiento, pero el trabajo no termina aquí, pues una página web profesional debe de poder monitorizarse y ser medible. Con el uso de ciertas métricas que contabilizan visitas, clicks y otros datos podrás saber en qué posición se encuentra tu página respecto a otras del mismo sector.

Recuerda que, en los detalles, se encuentra la diferencia entre una simple página web y una página web profesional y de calidad. Por ejemplo, si tu página web tiene el objetivo de funcionar como tienda en línea y deseas expandirte de manera internacional, lo mejor es que la página web cuente con conversores de divisas y diferentes maneras de pago.

También puedes implementar un servicio al cliente por medio de un chat para responder de manera inmediata o un hipervínculo que redireccione al usuario a un correo electrónico para ponerse en contacto contigo. Toma en cuenta siempre que el cliente es muy importante, dale el trato que merece.

Por último y no menos importante, el contenido que subas a tu página web debe ser original y de calidad, así como las fotografías o gráficos. Este punto es importante para que no infrinjas ningún derecho de autor.

Guillermo Chávez Conejo
(Ciudad de México, 1984). Es autor de tres poemarios: De arena y Universo, Entre tus muslos y Canción bajo tu cuerpo. Estudió literatura latinoamericana en la Universidad Iberoamericana (UIA), obtuvo el título de Máster en Integración Europea por parte del Instituto de Estudios Europeos de la Universitat Autònoma de Barcelona y está certificado en nuevas tendencias comerciales en América Latina por el Banco Interamericano de Desarrollo y en International Human Rights Law por la Université Catholique de Louvain. Es presidente de la Asociación de Egresados de Letras de la UIA para el periodo 2017 - 2019. Ha escrito sobre temas especializados en marketing digital para Virket y sobre turismo de México, Perú, Estados Unidos y Europa para Hoteleus. Actualmente trabaja como Digital Content Specialist en Virket.