Solución de hosting administrado que potencie tu emprendimiento

Hasta donde quieras llegar

La solución de hosting administrado está más cerca de lo que crees. Suena rebuscado, pero no lo es. Te invito a conocer este apasionante mundo.

Emprender un proyecto es emocionante y desafiante al mismo tiempo. Meses de planeación, noches de desvelo y cientos de reuniones para llevar acabo el lanzamiento de tu marca mantendrán tu adrenalina hasta el momento en que tu empresa esté andando por vez primera.

Si alguna parte de tu negocio va a estar en línea, es fundamental que tu proyecto esté operando de acuerdo a sus necesidades.

Dependiendo del tamaño de tu empresa y el volumen de tráfico, puede ser necesario que requieras un servidor privado e, inclusive, hosting administrado por alguien especializado.

Solución de hosting administrado

  • Hosting Compartido vs Dedicado

Cuando tu sitio está creciendo y el negocio está empezando, la prioridad máxima siempre va a ser optimizar todos los recursos posibles, sobre todo el capital.

Este es el punto en el que la gran mayoría de las empresas comienza y cuando un hosting compartido (o shared hosting en inglés) entra en acción.

Tu sitio web será puesto dentro de un servidor junto con cientos más para compartir los recursos, velocidad y seguridad dentro de un mismo espacio.

Esto se da obviamente por razones de desempeño. Puede que tu sitio reciba sólo algunos cientos de visitas al mes o que aún no estés incursionando en el comercio electrónico y el tema de seguridad no sea tan crítico.

Tener un hosting dedicado significa que tu sitio dejará de compartir espacio, recursos y velocidad con todos esos otros sitios y tendrá un servidor para sí mismo, lo cual conlleva una mayor velocidad y eficiencia de tu sitio en todos los sentidos.

Velo como compartir un departamento contra vivir solo. Puede que al principio puedas vivir bien con tus compañeros, pero a medida que pase el tiempo puede ser mejor para ti tener espacio propio para hacer lo que quieras. Lo mismo pasará con tu sitio eventualmente.

Consulta con tu proveedor de hosting cuál es el volumen máximo de tráfico que puedes tener de manera mensual, así como el número de usuarios al mismo tiempo para que puedas pensar en la mejor solución.

  • Seguridad y estabilidad para ti y tus visitantes

Se puede dar la situación de uno de esos terribles días (en los que nadie se quiere ver involucrado) donde abres tu sitio web y de repente algo está mal: tu sitio fue hackeado.

Si bien tú estás cien por ciento seguro de que todo en tu sitio debería operar a la perfección y que no has cometido ningún error de seguridad, puede que alguno de los otros cientos de sitios que comparten el servidor no tenga tantas precauciones y haya sido atacado por algún hacker.

Ataques como un DDoS (Distributed Denial of Service en inglés) pueden sobresaturar los recursos que tiene un sitio web en el servidor compartido y empezar a afectar al resto de los que están hospedados, quizás dejándolos fuera de servicio por un tiempo mientras se arregla el ataque.

Tener este tipo de riesgos es sumamente delicado cuando la operación de tu sitio se empieza a volver compleja y cada vez más vital para tu negocio.

El contar con un servidor dedicado te permitirá estar tranquilo de que tu sitio estará operando de la manera más eficiente, además de contar con el soporte de un equipo específico que responderá mucho más rápido que cuando compartes recursos con otros cientos de sitios.

  • ¿Tienes el tiempo suficiente para administrar tu propio hosting?

Si eres alguien con el suficiente conocimiento técnico para operar tu propio servicio de hosting surge una pregunta clave que deberás hacerte ahora como empresario más allá de ser especialista:

¿Cuánto tiempo debería estar dedicando a administrar mi hosting en lugar de estar haciendo crecer mi negocio?

Claro, ambas son áreas críticas de tu negocio -sobre todo si su presencia en línea es crucial-, pero como cabeza de tu empresa debes recordar que tu prioridad es ser más estratégico y menos operativo conforme pase el tiempo.

Tener un hosting administrado te dejará libre una buena cantidad de horas que en su lugar estarías distribuyendo para checar todos los pequeños detalles que conlleva la administración de tu hosting.

La cantidad de horas que puedes perder asegurando respaldos, haciendo parches, y ni qué decir de la supervisión de seguridad, pueden ser reinvertidas de mejor manera en sacar adelante tu inversión.

Normalmente son las grandes empresas trasnacionales las que tienen un equipo de tecnologías de la información encargado de mantener de manera eficiente la estructura de servidores que respalda a la empresa.

Así que mientras llegues a ese punto en el que puedas tener un equipo propio que te ayude en esta parte, una solución de hosting administrado podrá ser mejor.

Recuerda que tener una base tecnológica sólida para tu sitio web es importante para tener la seguridad y tranquilidad de que tu negocio estará en pie en todo minuto.

Planea de manera estratégica para decidir en qué momento poder invertir en cada solución y cuál sería la mejor manera de escalar el rendimiento de tu sitio cuando el potencial de tu negocio se expanda.

Ángel Torres Tagle
Egresado de la Facultad de Arte y Diseño de la UNAM, ha trabajado en diferentes empresas multinacionales donde se ha desarrollado como mercadólogo digital. Cuenta con más de 7 años de experiencia en el ramo y en varios proyectos nacionales e internacionales relativos a desarrollo de estrategias digitales en compra, análisis de medios, crecimiento de redes sociales y emprendimiento de proyectos web para México y Latinoamérica. Actualmente trabaja como Director de Abyx Gaming, un portal especializado en gaming para millenials.