|  Inicio
Ayuda

Seguridad del sitio web y copias de seguridad Ayuda

Mantener mi sitio web limpio

Es importante ser proactivo y tomar medidas para ayudar a reducir el riesgo de volverse a infectar. Aunque nadie puede prometerte que el riesgo llegará a ser nulo, hay muchas cosas que puedes hacer para proteger tu sitio web.

Firewall de aplicaciones web (WAF)

Cada vez hay más vulnerabilidades de software que son explotadas por los ataques. Tratar de mantenerse al día con ellos puede ser un gran reto para ti como propietario de un sitio web. Aquí es donde entra nuestro Firewall de aplicaciones web (WAF). Detendrá los ataques incluso antes de que ocurran y mantendrá tu sitio seguro. Ten en cuenta que solo comenzará a proteger tu sitio después de activarlo. Si tu DNS está alojado con nosotros, nos encargaremos de hacer los cambios necesarios. De lo contrario, tendrás que activarlo al cambiar la configuración de DNS de tu sitio.

Actualiza tu sitio web

Si estás usando WordPress, Joomla o cualquier otra plataforma de sitio web y no está usando la versión estable y actual, tómate un minuto para actualizar tu sitio web. ¿Por qué? Porque el software desactualizado es la principal causa de infecciones. Esto incluye la versión de CMS, complementos, temas y cualquier otro tipo de extensión.

Cambia tus contraseñas

Elige una contraseña buena y segura. Una buena contraseña se basa en tres componentes básicos: compleja, larga y única. Tu sitio web tiene varios puntos de acceso tales como FTP, SFTP, SSH, cPanel. Los atacantes son conscientes de ello y suelen explotar varios puntos de entrada. Como mínimo, asegúrate de actualizar la contraseña de todas las cuentas de administrador. Por lo general, los usuarios crean más administradores de los que necesitan y solo actualizan uno y se olvidan del resto. No hay mejor momento para limpiar tu sitio web que después de haber estado en riesgo.

Cambia la contraseña de la base de datos

Si utilizas un CMS (WordPress, Joomla, etc...) cambia la contraseña de tu base de datos. Asegúrate de actualizar tu archivo de configuración: Joomla: configuration.php y WordPress: wp-config.php. Este no es un proceso automatizado, por lo que es necesario que sepas cómo abrir esos archivos y editarlos de forma manual. Si no estás familiarizado con la gestión de cambios en tu base de datos y archivos de configuración y tu sitio web está alojado con GoDaddy, comunícate con Atención al cliente.

*Si no sabes cómo cambiar tus contraseñas (como se especifica más arriba) y tu sitio web no está alojado con GoDaddy, comunícate con tu host para actualizar tus contraseñas.

Ejecuta un análisis de virus en tu equipo personal

En muchos casos, vemos que los sitios web se encuentran comprometidos mediante entornos locales (computadoras portátiles, equipos de escritorio, etc.). Es por eso que siempre te pedimos que te tomes un minuto para ejecutar un análisis de antivirus. La conclusión es que no importa cuántas veces limpies tu sitio, si tu computadora no está limpia, tu sitio web se puede infectar de nuevo fácilmente.

Comience a hacer respaldos de tu sitio

Después de que el sitio esté limpio y seguro, una buena práctica es hacer respaldos. Hay una serie de soluciones de respaldos que puedes usar. Si tu sitio web está alojado con GoDaddy puedes registrarte para el Respaldo del sitio. El Respaldo del sitio se integra automáticamente con tu cuenta de hosting y es muy fácil de configurar.

Limpia tu dominio Kitchen

A menudo vemos que los clientes tienen servidores de “kitchen sink”, llenos de instalaciones antiguas de sus sistemas de gestión de contenidos, temas o complementos. Con el paso del tiempo, estas viejas instalaciones se olvidan pero crecen con malware que está listo para infestar a todo tu servidor después de cada limpieza. Tómate un minuto para separar las cosas que pertenecen a un servidor de prueba, ensayo y producción.

Más información


¿Este artículo fue útil?
Gracias por tus comentarios. Para hablar con un representante de servicio al cliente, usa el número de teléfono de asistencia técnica o la opción de chat que aparece más arriba.
¡Nos complace haber ayudado! ¿Hay algo más que podamos hacer por ti?
Lo sentimos. Cuéntanos lo que te resultaba confuso o por qué la solución no resolvió tu problema.