Verificación de tu estado de la cuenta

Es posible que tengas que esperar hasta 48 horas antes de poder cargar archivos en tu cuenta (FTP), configurar bases de datos o configurar tu sitio web.

Para verificar el estado de tu cuenta de hosting:

  1. Inicia sesión en tu cuenta GoDaddy.
  2. Haz clic en Web hosting.
  3. Haz clic en Opciones al lado del nombre de dominio que deseas usar.

El Estado de tu cuenta se muestra en la pestaña Información general. En general, estos son los diferentes tipos de estado de cuenta que verás:

Iniciar cuenta
Tendrás que configurar tu cuenta de hosting para usarla. Para configurar tu cuenta de hosting, haz clic en el nombre de la cuenta que quieras configurar. Te guiaremos en el resto del proceso de configuración.
DNS Pendiente
Tu cuenta de hosting debe coincidir con el nombre de dominio antes de que puedas cargar archivos y administrar tu sitio web. Dependiendo de cuándo configures los servidores de nombres para tu dominio, puede haber una demora de hasta 8 horas para que tu cuenta de hosting coincida con los dominios .com y .net y hasta 48 horas para otras extensiones de dominio.
Cambio de cuenta pendiente
Este estado de cuenta aparece cada vez que actualizas o cambias a versión anterior tu cuenta de hosting.
Configuración pendiente
Este estado de cuenta aparece después de que hayas configurado tu cuenta. Nos puede demandar algunos minutos configurar tu cuenta de hosting antes de que puedas usarla.
Configuración
Tu cuenta está configurada. Es posible que tengas que esperar hasta 48 horas antes de poder cargar archivos en tu cuenta (FTP), configurar bases de datos o configurar tu sitio web.

Una vez que tu cuenta de hosting está configurada, puedes iniciar sesión en el Hosting Control Panel para administrar tu cuenta, configurar bases de datos e instalar diferentes funciones del sitio web.


¿Este artículo fue útil?
Gracias por tus comentarios. Para hablar con un representante de servicio al cliente, usa el número de teléfono de asistencia técnica o la opción de chat que aparece más arriba.
¡Nos complace haber ayudado! ¿Hay algo más que podamos hacer por ti?
Lo sentimos. Cuéntanos lo que te resultaba confuso o por qué la solución no resolvió tu problema.